11 octubre 2008

A TI

Amigo,

Cuando nuestros pasos medimos en esta lluvia de otoño

nuestro corazón galopa y se agita como la mar del Cabo

hasta correr sereno como manantial andino.


Nadie otea nuestro horizonte

no hay asombro en las estrellas

nadie nos apaga el sol, ni nos enciende la luna


Es la vida misma

que nos lleva en su calesita dorada

a seguir probando la rueda de la fortuna.


Sin mediar palabras, sin nombrarte

valoro el camino que juntos andamos

mi pensamiento en todo momento

te acoge y estoy sin estar

siempre contigo

y estas, sin estar

siempre conmigo.


M. Pilar O.


espero hayas pasado un hermoso dìa en tu cumpleaños y seas muy feliz hoy y siempre

6 comentarios:

Tony dijo...

Que preciosos son los carruseles...entrañable imagen...saludos Tony

luciérnaga dijo...

Depués de tanto tiempo ausente me
encuentro con tu hermoso post.
La vida tiene tanto de carrusel.
Muchas gracias por tus comentarios.
Miles de cariños querida Pili.

L

Mayela Bou dijo...

Que lindo es tu blog!
Me permites ponerlo como link en mi blog?
Gracias por venir a compartir el cafecito, te estaré esperando siempre, y mientras tanto iré caminando hacia el sur!
Un abrazo bonita!

Nómada planetario dijo...

Felicidades con retraso. Buen poema para expresar lo grato de una compañía.
Besos desde un otoño revuelto.

Estrella Altair dijo...

La amistad es un bello sentimiento, ¿pero no se,si a ti tambien te sucede..... ???
...que esta va cambiando de sentido y vas pidiendo a los amigos cosas diferentes según la edad que tienes... es lógico... la madurez tiene esas cosas.

Un besazo

Marcelo dijo...

la vida como una calesita...A mi tambiénme gustan ellas, escibí una entrada llamada "una secta peñigrosa" el 2 de julio.
Un saludo

La canciòn.....