01 abril 2008

Aguijón Primario


Aguijón Primario

habló el orgullo enjugo su llanto
y en mis labios la frase expiró…
Rima XXX de Becker


Desde el torreón de sus vivencias
sacuden su ropaje ambiguo
cual ramas conmovidas por el viento
sus hojas inefablemente se doblegan.

La huella de su estulticia permanece
como un aguijón esculpido en el recuerdo
cuando anteponiendo la razón al sentimiento
dieron la espalda a su amor primero.

Desde el inicio de ese segundo de dureza
reflejan en el pliegue de sus parpados
las dudas sembradas en sus almas
la renuncia maquillada de olvido.

A partir de entonces, cada tanto,
cobran valía esos versos de Becker
pues van por caminos separados
añorando la comunión de sus besos.
M. Pilar Obreque B.

7 comentarios:

Pilar dijo...

Cuántas veces olvidado va el recuerdo.
Cuántas veces, del olvido, sólo queda una renuncia.

Un abrazo grande para ti, tocaya
Pilar M.

celebrador dijo...

Hace muy pocos días esuve otra vez en el Monasterio de Veruela, donde escribiera ese gran romántico pate de su obra

Han hecho cosas muy bonitas en un lugar que permaneció mucho tiempo semi-abandonado.

Me gusta ese monasterio cisterciense, hoy sin frailes que lo habiten.

Me gusta la vista del Moncayo (algo más de 2.000 m)que hay desde él

Y me gusta aun más el museo del vino que acaban de instalar los de la Denominación de Origen "Campo de Borja" en torno a su slogan: "El Imperio de la Garnacha" (la Garnacha es una variedad de uva muy propia de la zona)

hawwah dijo...

...las palabras que no se dicen, los sentimientos que no se expresan...quedan vivos, aparacen "cada tanto", aunque se disfrazen....

fatal aguijón este

un beso

Paco dijo...

aqui por Andalucía hay muchas torres similares, las pusierón los Reyes Catolicos para evitar invasiones por parte de los turcos.

saludos

Anónimo dijo...

Pilar
hoy tu blog no quiere nada conmigo, he escrito 3 veces para felicitarte por tu comentario de la fiesta costumbrista de Yumbel y no me deja publicar.Espero que ahora sí
Saludos
J Carlos

caselo dijo...

Bueno ahora ya entramos en materia de sensibililidad. Otra felicitación de corazón querida poeta chilena. Por cierto amo a chile, un abrazo,

Carlos Eduardo

Cefe dijo...

Los recuerdos cuando se transforman en aguijones, dejan de ser huellas para convertirse decididamente en heridas del alma.

Felicitaciones!

La canciòn.....