21 febrero 2008

Rayo de luna




Te hablo,
en el silencio de la noche,
oculta en un rayo de luna clavado en tu balcón,
te canto,
en el murmullo de rosas y violetas
en los fragmentos de soles que hieren tu mirada
en cada amanecer.

No te inquietes mi bien,
no temas,
si acosado por el tiempo se quema el rocío,
la esperanza se viste de olvido,
se nubla mi pesar en tu pesar,
pues invisibles seres de la atmósfera, retornaran a nuestro vuelo,
se extasiaran los habitantes estelares
en esa loca risa que estalla entre los dos.
Entonces,
remontaremos el viaje inconcluso
y al ocaso brindaremos con copas de esperanza
hasta la siguiente estación.

M. Pilar O.

11 comentarios:

Xiketä dijo...

Si los días pasaran siempre con la belleza que tú los relatas y con el amor que desprenden tus palabras, la vida de hecho sería muchísimo mejor y la veríamos con los ojos bien abiertos...para no perdernos detalle!
Besos
Precioso!

Nómada planetario dijo...

Dicho así embriaga la felicidad que destila el poema.
Saludos.

Maese dijo...

Si, aunque me ha costado un poco entender lo objetivo de tu escrito, lo subjetivo me ha encantado.
Saludois desde México y sigo admirando tus fotos.
Saludois

Kadannek dijo...

Me supo a canción, es melodioso, acompasado, rítmico...Tiene un romanticismo muy armónico.. Bien hecho.

bajamar dijo...

Siempre hay una siguiente estación...

un poéma cargado de amor y de esperanza, precioso.

Gracias por tus siempre gratas palabras

si, que lluevaaa, se agradece el sol, pero que llueva ya porfavor

abrazo

Carolina González Velásquez dijo...

Bello poema, bella foto
Que estes bien

Jorge Ampuero dijo...

Buen poema. Percibo que tienes la sensibilidad de un rayo de luna que se cuaga en la nieve...

Saludos...

Paco dijo...

hasta los dias mas duros tienen su toque de belleza...

saludos

mahiakeff dijo...

Oye, saludame a tu recio. Dile que tiene una suerte...
Gracias por la palabra. Agradecido de veras.

M.

El Señor de Monte Grande dijo...

Siempre hay oportunidad para un nuevo brindis.

Un abrazo desde MG

aitor arjol dijo...

Vine aquí desde el espacio de Margarita Rojas Parra. Supongo que sí. Ella de despide. Pero me refería a que la ausencia no es distancia. Porque esta noche construí una historia paralela, pensando en unos pájaros, que son los sinsontes.

La canciòn.....